miércoles, agosto 29, 2007

Notas de Quintana, rencoroso veterano de ONG (4)

Stakeholder

La visita del Donante –La ManoQueDa- estaba prevista para las 10 de la mañana.
Esperamos en la sala de reuniones con agua mineral y un tarrito de nescafé.

(La encargada de las platas es una cicatera)

Yo me coloco una antigua corbata italiana pasada de moda y manchada de manteca.
El Donante entra y viene acompañado de una gringa suspicazmente joven y maliciosamente bella.
(¡Raúl Quintana, eres un caliente resentido!)

Le entregamos al Donante rapportings y folletos plomos que el Donante nunca leerá. Somos expertos en escribir informes plomos que nadie lee.

La gringa se dedica a sonreír. Hace como que entiende.

Es el Donante, esa palabra que sin ser pistola, inquieta y mata. El Donante está en la cúspide de la estructura política de la solidaridad y tiene una lista negra de ONGs. Eso dice el rumor, y el murmullo en una ONGs es la ley.

El gringo, al visitar nuestra ONG puede tener dos razones claves:

a.- Desconfía. Sospecha de la ONG y la ingresará a su lista maldita.
b.- Está benéfico. Por alguna razón extraña el Donante trae una donación valiosa.

El olfato ONG indica que hablemos poco y acotado.

-A mi me gusta la verdad –dice el Donante- ¿qué opinan de nuestro trabajo?

(Un día García Márquez le preguntó a Carmen Bacells, su editora:
-¿Me quieres, Carmen?
Ella le respondió:
-No te puedo contestar, eres el 36,2 % de nuestros ingresos)

-¿Qué opinan de nuestro trabajo?, preguntó el Donante.

¿Qué le podemos contestar al cínico?
Bien sabe el gringo lo que en semejante caso responderemos, pues para eso nos ha donado: lo amamos.

(“Te amamos guatón culiao”, eso es lo que pensamos)

Imagen: Gringo viejo busca sentido a su vida en el tercer mundo.

lunes, agosto 27, 2007

Notas de Quintana, rencoroso veterano de ONG (3)

Legimity

La María Carmen tiene ahora una cicatriz que le atraviesa el rostro.

Veterana con la fe de las libertinas, gorda solazada, paladín de ONG ecologista, conquistó a Roberto Lagunas, un veinteañero de cabellos claros, talentoso periodista del diario nacional. La María Carmen lo llamaba Titín
(¿Qué le costaba a la desenfrenada llamarlo Roberto?)

Titín se sintió atraído por los vastos conocimientos de María Carmen sobre la verde malaquita en los salmones, los efectos de la pesca de arrastre y la desaparición de la pesca artesanal.

Es bien mórbido que hoy periodistas jóvenes se enamoren de las señoras que hablan de la pesca de arrastre.
(¡Creen los cebones que están aquí para salvar al planeta!)

Pero, lo que hizo dependiente a Titín fue la carencia de recatos sexuales de María Carmen. Ella sabe de dominación y alta sumisión, los recovecos de la libido y la insensibilidad del dolor. Con cadenas y látigos, le destapó sus deseos endemoniados. Con cadenas, máscaras y látigos, le abrió sus deseos.
Ella era una postfeminista prosexual. Añejita, pero virtuosa manipuladora de pijas jóvenes, lo que más le gustaba a María Carmen era el masaje oral y no escupir el semen.
Lo ató una vez, lo azotó con una fusta negra, larga y fina, de bambú forrado en cuero.
Roberto se resistió, pero pronto ella lo oyó suplicar:
-Mamá…
(Eres un arruinado copuchento, Raúl Quintana)

Titín se hizo adictivo a la sumisión. María Carmen obtuvo, a cambio, amplia cobertura en el diario nacional.
(Eres un cabrón envidioso, Raúl Quintana)

Para que la relación no se viera corrupta –además de incestuosa- María Carmen optó por mantener la picaresca en secreto. El secretismo le servía a María Carmen para mantener doble vida. Pero Titín estaba enamorado y sufría con esa distancia. El huevón cursi, se creía sincero. Preocupado del beso, la mirada, los celos. ¡Ay! ¡Fin amour! ¡Fin amour! ¿Cómo se puede enamorar de una veterana de cincuenta?

Una vez, María Carmen se fue de viaje y Roberto lloró en brazos de Cuchee, la otra vieja verde de las ONG, que aprovechó de tocarle el pico varias veces. Así se supo todo.

Al final, Roberto le dejó una cicatriz en la cara a la María Carmen. En un ataque de celos el joven periodista le arrojó una botella y la rajó para siempre.




Imagen: María Carmen le pasa la lengua por la oreja al periodista enamorado.

miércoles, agosto 22, 2007

Raúl Quintana, rencoroso veterano de ONG (2)

Esta es la imagen del funcionario de lengua viperina
Nonprofit Organizations

El Protocolo del gobierno con la Unión Europea obligó a los cebones del Ministerio de Relaciones Exteriores a invitar a las ONGs a un seminario. Hay que “hacer participar” a la sociedad civil. Una maniobra política de muy baja intensidad.

Llegamos todas las ONGs alentadas por el rumor de platitas europeas.
Yo aproveché de ser visto. Usé la técnica de pedir la palabra sin que la den.
Me presento en voz alta:


-Soy Raúl Quintana, antropólogo de la ONG...

Pero, somos fatales…somos perdedores…destinados al perentorio fracaso.
Estábamos mal informados. No hay cláusula de apoyo financiero.

Un funcionario del Ministerio lo dijo durante el coffe break: Kofibreik.
-No hay plata para ONGs.

Funcionario culiado venenoso. Se olvida el chucha de su maire que nació en una ONG, se olvida que un diputado lo puso en el ministerio en pago por servicios a la causa de platas trianguladas, ¿ah?

No hay platas para ONGs y se produjo un reconcomio de desolación y desesperación en las viejas glorias ONGs. Surgió un encontronazo.

-¡Hueón, te olvidaís que venís de una ONG!

Debate inútil.
Bah. Mejor me quedo callado. No seré más feliz por ganarle la discusión al funcionario vendido. Nadie será feliz por tener la razón.

Cuando salgo pienso que soy un viejo de mierda obsesivo, resentido, celoso y siempre pobre. Antropólogo en ONG.

(La puta que te parió, Raúl Quintana).


martes, agosto 21, 2007

Notas de Raúl Quintana, rencoroso veterano de ONG (1)

Accountability

Mi otra vida debe haber sido muy alegre, de otro modo no entiendo que esta sea tan mustia.
Soy Raúl Quintana, antropólogo de una ONG. Soy del sector voluntario, sector no lucrativo, sector solidario, economía social o tercer sector social
, cualquier denominación es válida para algo tan volátil y conchudo como una ONG.

En el edificio del antiguo parlamento fui al seminario: “Transparencia, ubicuidad, participación ciudadana y responsabilidad social empresarial”.

Este mes se llena de chocarreros seminarios de ONGs que necesitan quemar dinero para rendir al Donante. Esa es la estructura política. Es la cultura del Accountability, como le llaman de modo grácil los anglosajones a la obligación de rendir cuentas para postular nuevos fondos.
Estamos los cargantes de siempre. Y nadie está contento.
Introduce Sammy Dumbom y su habitual discurso fluye, (pero como el agua llena de barro, o sea cenagoso.)

(Las ONGs odian la amenidad).

Después habló la Chuchee, experta en responsabilidad social empresarial, con su pelo largo de ex-hippie .

Una vez, en otro seminario, bebimos dos aperitivos y –no sé cómo- nos besamos.
-Viejo culiado, me dije, mejor me corro.

(¡Viejo cochino. La carne se te va poniendo triste!)

Chuchee, no sé por qué se hace llamar con nombre de puta vieja.
Chuchee alarga innecesariamente su tratado sociológico. De todos nosotros, ella es la única que no entiende que esto es un simulacro, una maniobra para quemar dinero y se lo toma en serio. Nada será publicado en ninguna parte. Ningún periodista publicará mañana nada. Pero ella dilata el seminario.
Ahora se inclinará a moralizar con rostro de alma noble: efectivamente, condena a empresarios, políticos, alcaldes, periodistas, jueces, gobernantes.

El cóctel, mediocre. Tal vez aquí es donde la ONG hizo el recorte con una factura algo fraudulenta. Con un trago en la mano parecemos todos amigos, pero estoy seguro que si me enfermo ahora, si me enfermo ahora mismo, ninguno de ellos llamaría a un médico.
Ninguno de nosotros está contento.

La Chuchee está con su segundo aperitivo y se me acerca estratégicamente.
(La mala cueva como entidad ontológica)
Mejor me voy...No quiero achisparme y terminar de nuevo baboseando a la Chuchee.
No me voy feliz. Me voy solo y amurrado.
Rara vez veremos a alguien feliz en un seminario de ONG.

Mi otra vida debe haber sido muy alegre.
Imagen: Chuchee en cóctel de seminario ONG

miércoles, agosto 08, 2007

El arte de vender chatarra

El 2005 hicimos el primer estudio de cereales para el desayuno. Tenían enormes cantidades de azúcar. Dos años después, hemos hecho el mismo estudio y los cereales tienen mucha azúcar y mucha sal.
Mientras tanto los índices de obesidad infantil según la cifras del gobierno (Junaeb) aumentaron de 17 % en 2005 a 19,4 en 2007.
La hipertensión arterial en niños aumentó a 4,5 %. Todo un desastre.
Es obvio que urge legislar hoy sobre este tema y sobre la publicidad dirigida a niños y niñas.
Imagen: Eduardo Rivas

martes, agosto 07, 2007

Anarquistas oyen en silencio en la Biblioteca Nacional

Hace mucho tiempo que no veía la sala América de la Biblioteca Nacional de santiago colmada como ayer por la tarde.
El historiador Sergio Grez presentó el libro Los anarquistas y el movimiento obrero. Según manifestó el autor y sus presentadores el libro se distancia de las posiciones antagónicas o panegíricas que han cubierto la historia del movimiento anarquista hasta aquí.

Me sorprendió ver tal cantidad de gente joven, escuchando y aplaudiendo entusiastamente al autor, Sergio Grez, y director del Museo Benjamín Vicuña Mackenna.

¿Qué está pasando?

También sorprende hoy la ausencia de noticias hoy en los grandes y pequeños medios sobre un acto políticamente provocador.

¿Qué está pasando?

domingo, agosto 05, 2007

Innovación, educación y cultura emprendedora

Un tal señor Keen escribe un libro sobre “el culto a lo amateur”, que según él, han generado los blogs, donde se expresaría la unidad política de viejos hippies con actuales anarco capitalistas. (Andrew Keen: The cult the Amateur). Keen lamenta que todo contenido sea gratis y que no existan editores en Wikipedia, donde cualquiera puede meter cuchara.

Da la sensación que Keen representa el excesivo y enfermizo celo snob de ciertos académicos.

El debate está en curso, por ejemplo:
allí en Guardian Unlimited y en el blog de Horacio Garay.

En Chile, creo, Internet no tiene la exclusividad de la basura. Grandes medios escritos y de televisión están mucho más emporcados y sus contenidos son mucho más basura que el de muchos blogs.

Por el contrario, me he encontrado con un blog y con un post que me parece perspicaz sobre innovación, educación y cultura emprendedora y sobre las communities of practice y redes colaborativas, los milieus innovadores, la learning region, osea, el lugar que la innovación necesita desplegarse.
El blog se llama Enjambre. Su último post es la presentación, basada en esas ideas, sobre la escena de la música independiente de la comuna de San Miguel. Todo un tema valioso y novedoso: los espacios urbanos como arenas culturales y cómo la periferia se convierte en centro, cómo la sociedad urbana periférica puede producir logros de vanguardia. Espíritus libres, marcada identidad regional sentimental y popular, cercanía comunicacional, un mundo en sí mismo, etc, que permiten quizás su desarrollo como vanguardia o reformulaciones pioneras. Todo un tema muy potente y organicista. (Vean: Ciudades “periféricas” como arenas culturales de Richard Morse . Morse tenía 20 años cuando visitó Chile en 1941 y trabó amistad con un doctor socialista, el ministro de Salud Salvador Allende).
Imagen: linus_blog

sábado, agosto 04, 2007

Saludo de la paz con Paulina Urrutia

Reporte a escritores y escritoras firmantes, sobre la reunión con Paulina Urrutia

El jueves 12 de Julio la Ministra de Cultura, Paulina Urrutia, nos recibió en el edificio de la calle San Camilo, nuestra vieja arteria de meretrices y "travestis", en Santiago de Chile.

Eran las cinco y media de la tarde (media hora después del asesinato de Lorca) cuando, en nombre de los escritores y escritoras que firmaron la carta "La crisis de la cultura nacional. La infelicidad permanente", subimos en el "nuevo" ascensor hasta el séptimo piso. Entra la Ministra -que venía atrasada 30 minutos desde Valparaíso- y nos tomamos una instantánea de registro, que el diario El Mercurio en su pie de foto, irónicamente suponemos, bautizó como el saludo de la paz. Nos sentamos en una gran mesa, suficientemente amplia como para que también pudiesen estar sentados allí dos asesores de la Ministra: Christian Torres (su jefe de gabinete) y la periodista Javiera Prieto.

Así fue como comenzó la reunión y sacamos nuestra batería de argumentos. Le representamos a la Ministra , de modo claro y franco, los graves problemas e irregularidades que han surgido desde el Fondo del Libro y los problemas institucionales que han generado "la debilidad" y la ausencia en el debate nacional, del escritor chileno. Fuimos muy templados y muy rigurosos en explicar todos los temas y en comunicarle a la Ministra que la situación dice ¡basta! y que ya no da para más; pues lo que ha ocurrido con los escritores y escritoras en estos últimos cinco años, es sencillamente una eclosión producida por un pozo negro de disgustos y maltratos que sufren los escritores de Chile. Agravada por la nula defensa que ha hecho la organización que dice representarnos y lo que es peor, una organización que ha sido parte de la jugarreta.
Para que nada se nos olvidara, y para que nadie olvidara nada, estos puntos fueron previamente entregados por escrito, en una misiva dirigida a la ministra y al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. (Se anexa).

La Ministra escucha silenciosa, a veces parece cansada, a veces conmovida. Sus dos asesores, ni cansados ni conmovidos, toman apuntes.

Al final, la Ministra habló. Su voz, ustedes ya la han escuchado, es algo alta, pero no firme. Estimó que muchas de las dudas y problemáticas se deben a falta de información. Reconoció que existe una institucionalidad que puede ser mejorada. Que como escritores (grupo disidente) tenemos una tarea importante en cuanto a representar a los demás y proponer nuevas ideas que mejoren el sistema. Que tiene una buena disposición para escuchar y seguir trabajando por el mejoramiento del Fondo y de la institucionalidad. Finalmente, propuso y se comprometió a establecer con nosotros una mesa de trabajo y nuevas reuniones para aclarar punto por punto las deficiencias y establecer nuevos marcos con el sector.

Se le atribuye a Napoleón la frase que dice: “Cuando quiero que un asunto no se resuelva lo encomiendo a un comité". Puede que Napoleón tenga razón ahora también. Quién sabe.
Pero hay otra cita y es de Leonard Cohen: “Hay una grieta en todo, y por ahí es donde entra la luz”.
Nosotros aceptamos el desafío de participar en esta mesa. A la vez, nosotros estimamos que la situación de los escritores no se resolverá por el sólo hecho de participar en una mesa con el gobierno. Es necesario que la discusión sobre la cultura nacional se desarrolle y que se cree una nueva institucionalidad del libro, donde los escritores sean una fuerza potente.

Saludamos y agradecemos a los escritores y escritoras que han participado en este incipiente debate y los invitamos a extenderlo. Esto ya comenzó y debe continuar.

Y cuando todo esto ha estado ocurriendo, cuando muchos escritores buscan ser oídos, la directiva de la SECH cabecea su larga y soporífica siesta del día de la Marmota.


Firman: Omar Pérez, Teresa Calderón, Yasmin Fauaz, José María Memet y Camilo Brodsky.


P.D. En el mes de la patria, de nuestra independencia, queremos gestar una nuevo cuño cultural con escritores nacionales y artistas en general que aporten a esta transformación cultural en el país, ya les informaremos.
Imagen: Tarkán

jueves, agosto 02, 2007

Tengo que contar esto de Antonioni -Cortázar

"De repente me pregunto por qué tengo que contar esto, pero si uno empezara a preguntarse por qué hace todo lo que hace, si uno se preguntara solamente por qué acepta una invitación a cenar (ahora pasa una paloma, y me parece que es un gorrión) o por qué cuando alguien nos ha contado un buen cuento, enseguida empieza como una cosquilla en el estómago y no se está tranquilo hasta entrar en la oficina de al lado y contar a su vez el cuento; recién entonces uno está bien, está contento y puede volverse a su trabajo. Que yo sepa nadie ha explicado esto, de manera que lo mejor es dejarse de pudores y contar, porque al fin y al cabo nadie se averguenza de respirar o de ponerselos zapatos; son cosas, que se hacen, y cuando pasa algo raro, cuando dentro del zapato encontramos una araña o al respirar se siente como un vidrio roto, entonces hay que contar lo que pasa, contarlo a los muchachos de la oficina o al médico. Ay, doctor, cada vez que respiro... Siempre contarlo, siempre quitarse esa cosquilla molesta del estómago."
Este párrafo es de Julio Cortázar de su cuento Las babas del diablo. El cuento me gusta y el párrafo, no se bien por qué (miren lo que son las cosas), lo encuentro notable
Antonioni realizó Blow up en 1966 basado en el cuento. También notable. Tenía que contarlo. Que yo sepa nadie ha explicado por que tenía que contarlo.

Foto David Hemmings en Blow up de Antonioni