jueves, julio 27, 2006

Rolling Stones, The Beatles, David Bowie, Led Zeppelín, Ozzy Osbourne, Borges, Crowley

The Beast Mr. A. Crowley
Aleister Crowley (1875-1947) era mago y ocultista, rozacruciano y masón, mago nigromante, organizador de ritos sadomasoquistas y renovador de sectas. Quizás el más grande de los magos negros.

Este señor del ocultismo había pasado piola, ignorado, hasta que los rockeros, en una nueva época de transgresión, lo levantan en andas.

Los Beatles colocaron a Aleister Crowley en la carátula de uno de los discos más significativos del rock, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967), bajo un texto que decía: «Gente que nos gusta».

Rolling Stones
 se inspiraron en Crowley para su album Their Satanic Majesties Request (1967) y especialmente en su canción Simpathy for the devil .

David Bowie
 habla de Crowley en su álbum Hunky Dory (1972), en su tema Quicksand.

Jimmy Page
 (Led Zeppelin) incluyó en una de sus canciones el lema del Libro de la Ley de Crowley : «Haz lo que quieras». Más aún, Jimmy Page vivió en la casa de Aleister Crowley, en el lago Ness. Había sido una iglesia que se quemó hasta los cimientos, con toda la congregación adentro.

Ozzy Osbourne de Black Sabbath, grabó Mr. Crowley, homenaje al satánico Aleister Crowley:

Mr. Crowley, what went wrong with your head

¿Y el argentino Jorge Luis Borges?

La relación de Borges con el ocultismo también está documentada. 
Arnulfo Eduardo Velasco, de la Universidad de Guadalajara, ha destacado la relación de Borges con el ocultismo. La metafísica y la Cábala en la obra de Borges la explica Marcin Kazmierczak y otras innumerables tesinas y artículos, como el de José Isaacson.
Es curioso como circulan las ideas hacia latinoamerica. La influencia a Borges le llega por uno de los pupilos de Crowley, el multifacético Xul Solar (1887- 1963).
Esta relación ya ha sido documentada.
Xul Solar vivió en Europa donde fue influenciado por Crowley y cuando regresó a Argentina en 1924 fue dispositivo notable de la relación entre ocultismo y las vanguardias artísticas. Lector de Swedeborg y William Blake, de I Ching, el Tarot y la Cábala conoció a Borges en 1924. La amistad fue intensa y la influencia que ejerció sobre Borges fue decisiva. Xul Solar en 1924 expuso sus cuadros junto a los de la hermana de Borges, Norah.

Alvaro Abós ha explicado la vigencia de Xul en la obra de Borges.
Borges comienza citando a Xul en sus ensayos El idioma infinito (1925) y Séneca en las orillas (1928).
Borges publicó en 1935 El tintorero enmascarado Hákím de Mero. Allí Borges cita a un pintor llamado Alexander Schulz, (el verdadero nombre de Xul Solar) Borges también menciona a Xul en su famoso cuento Tlón, Uqbar, Orbis Tertius (1940).
En el ensayo Las kenningar alude al interés de Xul Solar por las innovaciones linguísticas.
En fin la lista es larga. Como el discurso de Borges en homenaje a Xul Solar en 1980.
Cuando Xul Solar fallece en 1963, Borges va al velatorio de su gran amigo. La viuda del artista le dice:

"¡se da cuenta, Borges, qué papelón! Xul decía que nunca se iba a morir".

2 comentarios:

  1. Anónimo6:55 a.m.

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:30 a.m.

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar