martes, marzo 20, 2007

Aquí se sentó Mafalda




















Sí, en el 371 de la calle Chile de San Telmo en Buenos Aires está la casa de Mafalda, de la tira cómica. Al frente está el quiosco de diarios y más allá está el almacén de Don Manolo, el gallego. Curioso, ¿no?
Los culpables de este "desatino" fueron dos excéntricos periodistas. Darío Gallo y Pablo Mancini comprobaron que el portal donde se sentaba Mafaldita con sus amiguitos era la puerta del edificio de Chile 371 y entonces, desde el 2005, propusieron en sus blogs que se reconociera San Telmo como el barrio real de la famosa niña argentina. Además, el creador de Mafalda, Joaquín Lavado, Quino, vivió en la calle Chile 371 durante los años en que se publicó Mafalda en la prensa argentina, entre 1963 y 1973, y que luego ha sido traducida a 36 idiomas.
Gallo y Macini juntaron firmas en los blogs y el diputado Norberto Laporta, elevó la petición al Gobierno de la capital.
Y así se aprobó el reconocimiento por medio de una placa que se colocará en la esquina que forma el edificio con la calle Defensa, que dirá: Aquí se sentó Mafalda...
Ahora cada vez que viaje a Buenos Aires podrá ver la casa de Mafalda.

Dicen que el quiosquero dibujado por Quino está ya jubilado, pero pasa por el lugar: «Quino venía y se ponía a mirar revistas. Además, yo lo despertaba cada día al llevarle los periódicos. Evidentemente el de las tiras soy yo, porque otro no había», comenta Jorge Garín a la prensa.
Libertad, la pequeña niña intelectual, dicen ahora los vecinos a la prensa, está inspirada en la hija de unos psicólogos de izquierdas que vivían también en el edificio. Y Felipe era hijo de un amigo de Quino del barrio que terminó abrazando la revolución cubana y todavía hoy trabaja de periodista en La Habana.

¿Y Susanita, Miguelito o Guille? Dicen que también andan por ahí.

¿Se acuerdan del parque de comic ? ¿Eh?

Julio Cortázar:
"No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piense de mí".


8 comentarios:

  1. Anónimo9:49 a.m.

    Ojalá todas las ciudades, todos los barrios tuvieran la magia de entregarnos y rememorarnos la cultura perdida a veces, esa que nos entrega un sabor dulce de la nostalgia, esa que nos hace más fácil retraernos y al mismo tiempo volver a contarla a nuestros hijos y nietos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:31 a.m.

    Sorpresa, qué una simple placa pueda significar tanto

    saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me pregunto qué piensa Quino de esto. Bonito gesto, pero un poco artificial, rebuscado.

    Sin embargo es interesante el fenómeno que ahí ocurre.

    ¿Hagamos lo mismo con Cumpeo?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:16 p.m.

    Cumpeo,
    sería algo fétido, no?
    jejeje

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:21 p.m.

    y pensar que la viejas ruleras, como esa que pasa frente a Mafalda, tampoco pasan de moda y se reproducen generación tas generación

    ResponderEliminar
  6. Que bien que Mafalda se tome una cashecita de Buenos Aires.. Bien por los Argentinos orgullosos de lo suyo..

    Me imagino una calle con una placa que diga.. "Garganta de lata durmió acá.." (Condorito)

    ResponderEliminar
  7. je je je, esa placa de Garganta de Lata, debría estar en todos los barrios de Chile.

    ResponderEliminar
  8. AH .. la adorable mafalda!... la niña inquieta que todos tenemos dentro!! y su casa en el magico santelmo!... :)

    ResponderEliminar