sábado, junio 16, 2007

La crisis de la cultura nacional. La infelicidad permanente

Firmantes de esta carta iremos el lunes 18 a las 12 horas a entregársela a la Ministra de Cultura, Paulina Urrutia, en San Camilo 260.
Invitamos a todos los que puedan acompañarnos.
Escritores en regiones harán también actos similares en las oficinas regionales de cultura.
Los escritores que desean sumarse a la carta escriban a prensa@chile-poesia.cl

La crisis de la cultura nacional La infelicidad permanente

1. Chile vive la peor crisis cultural de su historia: tal vez por primera vez se debería afirmar que el país no tiene proyecto cultural y que su masa crítica, creativa y artística, está sujeta a los vaivenes de la mediocridad, del oportunismo y de la corrupción.

Los escritores firmantes de esta carta creemos, digna y éticamente, que es necesario proponer al país un amplio debate que busque una salida a la grave crisis en que se encuentran las grandes mayorías de la sociedad chilena y para salir de su estado de permanente infelicidad.

2. En lo particular, pensamos que la situación referida al ámbito del libro y la lectura ha empeorado en Chile en la última década; y por ello es que creemos, asumiendo una actitud responsable, que hay que cambiar de rumbo. Estamos frente a una crisis significativa del sistema de promoción del libro y la lectura y es imperioso debatir y crear una nueva ley del libro, que responda a las actuales necesidades.

3. Las anomalías evidentes en el último concurso del libro y la lectura son un síntoma grave que revela de manera palmaria esta crisis nacional. Según los procedimientos del Consejo del Libro fueron evaluadores externos quienes catalogaron los proyectos literarios de los escritores. Estos examinadores, a su vez, asignaron puntajes cualitativos a los proyectos. Ahora bien, acometida esta tarea considerable, que requiere juicio y denuedo, más de 200 escritores fueron seleccionados –en el área de creación literaria- y obtuvieron puntajes superiores a 80 puntos, siendo el puntaje máximo: 100.

A muchos de estos escritores se les ponderó con 100 puntos, pero no fueron favorecidos con una beca, saltándose los criterios de excelencia. Así, los 200 escritores que resultaron seleccionados en el tramo tasador inicial, fueron sometidos a una nueva apreciación, es decir, fueron introducidos en un “hoyo negro” o mejor dicho, fueron seleccionados en una reunión de pasmosa celeridad por los once miembros del Consejo Nacional del Libro. En sólo tres horas, sin que existiese la idoneidad estética y creativa, que exige una determinación de esta naturaleza, el jurado dirimió. ¿Cuántos minutos les dedicó el jurado a evaluar 200 proyectos literarios en tres horas? Si hacemos el cálculo, el jurado les debería haber dedicado un minuto y 11 segundos por proyecto literario, lo que indicaría la genialidad del jurado.

4. Lo que queda muy claro en esta polémica, al conocerse las desproporciones y los contornos de esta nueva jornada de evaluación y asignación de fondos, encabezada por el Consejo y sus responsables, es que el resultado es muy poco ético. El jurado no es un cuerpo colegiado competente, pues no tiene el nivel de selección y pericia necesario para valorar proyectos donde se considera la calidad literaria y los niveles estéticos que estos alcanzan. El jurado actúa y ha procedido, en cambio, aludiendo a temáticas más relacionadas con la geopolítica básica (60 % para regiones y 40 % para la capital). O a tópicos administrativos, más que con discernimientos estéticos, como si esta tarea relacionada con la cultura, fuera un fondo social, de equidad o de asistencia. La composición del jurado del Consejo Nacional del Libro está integrada por 11 personas, principalmente funcionarios del gobierno y delegados corporativos de organismos gremiales, que actuaron como juez y parte, otorgándose proyectos millonarios.
5. No estamos en contra de los creadores y gestores que obtuvieron la beca o fondos para sus proyectos. Este no es un problema entre colegas y amigos.

6. Creemos que es necesario hacer un esfuerzo y reorientar de manera categórica y democrática, con la participación de escritores y agentes culturales, los ejes de la actual institucionalidad cultural y en lo específico: del fondo del libro y la lectura.

Necesitamos un amplio debate sobre el nuevo rol de la cultura en un nuevo Chile. Sobre el IVA al libro.
Se necesita una nueva ley del libro. Ahora.

7. Finalmente, para reestablecer confianzas y para inaugurar un nuevo proceso de diálogo serio, sano y responsable, es que creemos que Jorge Montealegre (Secretario Ejecutivo del fondo) debe renunciar o ser removido o bien trasladado dentro del ministerio a otra área, pues ni ayer ni hoy ha dado garantías de imparcialidad en el cargo que ejerce.

8. Es necesario entender que la cultura y el libro han cambiado la vida de millones de personas en la historia de la humanidad. Que los chilenos tengan acceso a los bienes culturales se hace imprescindible, es el guiño de la felicidad, no es menor si se trata de un pueblo.

Firman:


AGUILAR, MINERVA
AGUIRRE CASTILLO, CESAR
ALVAREZ BÜRGER, ANTONIO
AMOR, MARIA ISABEL
ARELLANO, ROSSANA
ARIAS MANZO, LUISA
AROS SOTO, CHRISTIAN
ARTIGAS, MARIO
BADILLA, SERGIO
BALLENTI, LUISA
BARCAZA, SANTIAGO
BARRERA, GUSTAVO
BARRIENTOS, MAURICIO
BRODSKY, CAMILO
CABEZAS, ANTONIA
CACERES, MARDOQUEO
CALDERÓN, TERESA
CALVO, JORGE
CARRASCO ARRATIA, CRISTIÁN
CASSI, PABLO
CASTELLANO GIRON, HERNAN
CHAIN, FESAL
CONSTANCIO, MARCELO
CORREA VIVES, NILDA
CPOCIEP
CUMSILLE, TATYANA
DEL CERRO, JAVIER
DEL VALLE ASTUDILLO, OMAR
DÍAZ ESPINOZA, EDUARDO
DIAZ, VICTOR HUGO
DURAN, AMANDA
ETCHEVERRY, JORGE
FAUAZ NÚÑEZ, YAZMÍN
FERNANDEZ, ARIEL
FIGUEROA, ALEXIS
FORMOSO, CHRISTIAN
GABRIELLI, ROLANDO
GARAY, DANIELA
GARCIA, GUILLERMO
GARCIA, LAURA
GARCIA, MARIO
GARCIA, MARISOL
GHIGLIOTTO, GALO
GONZALEZ BARNERT, ERNESTO
GONZALEZ SAEZ, MAX
GONZÁLEZ VELÁSQUEZ, CAROLINA
GRIS, FRANS
HENRICKSON, CARLOS
HERRERA ESCALERA, ANDRÉS
HLOUSEK ASTUDILLO, RODOLFO
HUNEEUS, PABLO
JARA, MARISOL
KASTILLO DUBO, RAÚL
KRATOR, JAMES
KURAPEL, ALBERTO
LANGER MOREN, ERNESTO
LEON, BENJAMIN
LIENLAF, LEONEL
MALLEA HERNANDEZ, MARCELO
MARAMBIO PINOCHET JUAN
MARCHANT, REINALDO
MARIN, LUIS ANTONIO
MEDINA ESPINOZA, LAURA
MEMET, JOSÉ MARÍA
MILANCA, JAVIER
MONDACA, ORIANA
MORALES RODRIGUEZ, MARIETTA
MORALES, YANNY
MUÑOZ, SERGIO
NEIRA, ELIZABETH
ORDENES PINCHEIRA, CARLOS
OSSA GAJARDO, LUIS
PAREDES, PABLO
PARRAGUEZ, ELEDIN
PÉREZ SANTIAGO, OMAR
PETREL, OSCAR
POBLETE, VERONICA
POHLHAMMER, ERICK
QUINTANA, HUGO
REUTERT DE LA TORRE, FERNANDO
RIFFO, LUIS
RODRIGUEZ ARANIS, ANDRES
RODRIGUEZ, MARCO AURELIO
RODRIGUEZ, SERGIO
ROMO, VICTOR HUGO
ROOS-MURRAY, GUILLERMO
ROSSO HEYDEL, RENZO
RUIZ, FELIPE
SACAAN RIADI, JORGE
SAID, NICOLAS
SANCHEZ, ALFONSO “PONCHO”
SANCHEZ, CARLOS ERNESTO
SANTOS, LILA
SILVA, ANTONIO
SVERAK, MARIANGEL
TERESA DE JESUS
TOLEDO-KEYSER, EUGENIA
TORRES MUÑOZ, NELSON
VALDEBENITO VERDUGO, ANGEL
VELIZ LOBO, RODRIGO
VIDAL, BRUNO
VILA RIQUELME, CRISTIAN
VOLANTINES, ARTURO
ZARHI, ALEJANDRA
ZURITA, RAÚL

1 comentario:

  1. Anónimo10:15 p.m.

    Chile no tiene política (proyecto) cultural, ni medioambiental, ni minera, ni de pesca, ni educacional, ni de defensa, ni de obras públicas, ni de transporte, ni de vivienda, ni de patrimonio nacional, ni social, ni ciudadana, ni de nada. La crisis es total. Tal vez se salve Salud y Agricultura... un poco.
    Si hasta se nos están secando lo lagos.
    Un no escritor

    ResponderEliminar