viernes, mayo 12, 2006

Jorge González en el reducto de los "oportunistas"



En la versión chilena de mayo de la Revista Rollings Stone que dirige el profesor Pablo Márquez -un parapeto de periodistas de espectáculo que Jorge González, el líder de Los Prisioneros, llamó "oportunistas" (blandengues y barreros como el inefable Iván Valenzuela)- se publicó una nueva entrevista a Jorge González realizada por Emiliano Aguayo.

Allí mismo, en su reducto, González los carea:

“…pienso que en Chile no ha existido prensa rockera. Hay secciones o medios que tienen el nombre rock, pero en realidad no tienen un espíritu de lo que ellos mismo definen como rock.”

“Me refiero a una actitud ante la vida, una actitud independiente."

6 comentarios:

  1. Marianela10:27 a.m.

    Inefable Iván Valenzuela?
    Lame culos!.
    en es amisma revsita sale una entrevista que le realiza al Ricardo lagos Weber.
    Weon chuoa vergas, no tiene verguenza para hacerle la pata al actual vocero del gobierno.

    Quedará en la historia de las entrevistas corneteras...

    ResponderEliminar
  2. Marianela10:29 a.m.

    Chupa vergas!!!

    ResponderEliminar
  3. Carlos5:12 p.m.

    Es saludable ver a Jorge Gonzales decir lo que dice en un reducto mercuriano con una posición independiente, apuesto que otros ni siquiera lo pensarian, incluso sus compañeros de grupo ..

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:49 p.m.

    la rollings stone chilena es una revista MULA!

    ResponderEliminar
  5. Don Omar:

    lo invito a participar de una discusión que se realizó, precisamente, en el blog del profesor Márquez... hay varias miradas sobre Jorge González (el músico-electrónico.... ufff).

    (profesormarquez.blogspot.com)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Omar, te confío -y a tus lectores- una parte editada de la entrevista. Jorge González dice: "Esta entrevista es, de alguna manera, un poco forzada, porque yo sé que de distintos medios están tratando de entrevistar a cualquier persona que haya trabajado con Los Prisioneros o que alguna vez nos haya visto pasar por la calle, para que den la versión definitiva de la separación y todo eso. A mí me hubiera gustado dar esta entrevista cuando ya hubiera editado algo nuevo o estuviera tocando, para que fuera más sabrosa, pero, desgraciadamente, en nuestra patria, no se puede mantener una dignidad o uno no puede mantener ni siquiera un respeto por uno mismo, porque uno está forzado a salir a la calle y abrirse el corazón y tener que soltar toda la copucha que tiene, porque si no, hay un montón de gente a la que van a convencer, engañar o inclusive la van a hacer hablar y después le van a cambiar todo lo que dicen. Eso es bien triste."

    Por espacio, sobre todo, esta parte de la entrevista fue editada de la publicada finalmente. Te lo cuento porque un poco, González se vio "obligado" a dar una entrevista, porque eran varias "mentiras", "omisiones", "inventos", etcs., que él veía se estaban fraguando en torno a él y la banda, más aún en cuanto a la disolución definitiva.

    Por ejemplo, antes de hacer la entrevista, me comuniqué con el periodista venezolano que acá citaron para hablar de "pelea en el escenario" y me dijo que no había sido tal.

    ¿Recuerdas que de la empresa que los llevó a Venezuela alguien habló muy mal de la banda? Ingresa a esta página oficial de la productora y verás que el recuerdo, en realidad, no es tan malo: onlyticket.net/Fotos%20Flash/Prisioneros/FA_%20Prisioneros.htm.

    ¿Por qué todo esto?

    Para decirte que cuando pasa todo esto, a veces es bueno hablar. Pero ojo, él acepta una entrevista para este reducto que le llamas, que es una revista de música, sólo si la hace el mismo periodista (que ni siquiera trabaja para esa revista) que ya había escrito un libro con él (Maldito Sudaca, 2005, Ril editores) y no había sentido que se le había descontextualizado ni nada, por lo que sentía confianza y además, es su propia esposa quien le hace las fotografías. Como verás, entró al reducto, pero con sus condiciones.

    ¿Quién en Chile pondría condiciones para ser portada de una revista de este nivel, sin recibir, dicho sea de paso, ningún peso?

    Emiliano Aguayo.-

    ResponderEliminar