martes, octubre 18, 2005

Biblias de Tijuana 5: Matute cultural

En su apogeo las Biblias de Tijuana eran muy difundidas, un verdadero medio masivo, y pasaban de mano en mano. ¡Uno de los ayudantes de uno de los grandes dibujantes de cómics norteamericano, Al Capp (1909-1979), recuerda que cuándo Al Capp creó "Li´l Abner" estaba preocupado de saber si su cómic tendría éxito o no, pero él dio un enorme suspiro del alivio cuando su personaje apareció pirateado en una Biblia de Tijuana. ¡El había triunfado!

La distribución de la Biblias eran estrictamente de contrabando, y fueron vendidos en patios de colegios, en los garajes, y en las peluquerías. Nadie, por supuesto, puede decir con certeza cuanto era el tiraje, pero se estima en un rango de un millón, teniendo en cuenta que estos artículos ilícitos podrían ser pirateados por cualquiera que tuviese acceso a una imprenta pequeña (o aún, para algunas ediciones, el mimeógrafo). No aparecen registros de editores ni artistas procesados, aunque compradores y vendedores fueron arrestados ocasionalmente. No es claro si estas publicaciones eran operaciones limpias o si realmente estaban controlados por el crimen organizado.

Those dirty little comics
Por Art Spiegelman (1948, USA)
Versión en español de Omar Pérez Santiago
Continúa…

1 comentario:

  1. Anónimo4:01 p.m.

    gran descubrimiento tu blog, Omar, no tenía idea de la biblias de tijuana, sigue así
    RAFAEL CASTELLANO

    ResponderEliminar